Remolacha

La remolacha es una de las hortalizas más sanas que hay pero se consume poco en nuestro territorio en comparación con el resto de Europa. Nosotrxs aprovechamos tanto el bulbo como la parte aérea cuando está verde y fresca (se puede cocinar como la acelga, de hecho, son de la misma familia: Quenopodiaceas). La que más nos gusta es la tortilla con las hojas fritas con cebolla y puerro.

La remolacha siempre la comemos en crudo (rayada en ensaladas) o cocida.

Otra receta que nos encanta usa la parte aérea de las remolachas (también se puede hacer con acelga) rehogada con ajetes tiernos, patatas y boniato:

Ingredientes

  • Parte aérea de tres remolachas (unos 400g)
  • Dos patatas medianas
  • 1 boniato mediano
  • Manojo ajetes
  • 2 huevos (a poder ser ecológicos y de gallinas criadas en libertad).
  • Curry, comino y sal
  • AOVE

Esta receta es muy fácil, lo único que tenemos que hacer es sofreír los ajetes con las patatas y el boniato. Cuando la patata está semifrita le añadimos agua (300ml aprox). Antes de añadir el agua añadimos a la sartén el curry, el comino (el calor hace que se potencie su sabor) y la sal. Ahora añadimos las hojas de remolacha lavadas y cortadas. Cuendo vemos que la patata está hecha añadimos los huevos y tapamos para que se hagan al vapor. En unos 5-10 minutos estará listo para comer.

Una forma de comerla en crudo también es fermentada. He buscado alguna receta en Internet y me he encontrado con este vídeo de origen mexicano. Me ha encantado por varias razones: es muy sencillo y todxs podemos hacerlo, la manera tan diferente de llamar a la remolacha, las manos de la autora y por que son diferentes a las que ponemos por aquí (más alargadas): https://www.youtube.com/watch?v=7ei3EMp3Ubc

Cuando la hago cocida tengo varias recetas que suelo hacer, sobretodo en veranito:

  1. Nos encanta el salmorejo y el gazpacho. Para darle un punto diferente, le añado media remolacha grande o una mediana. Le da un color precioso y un sabor especial.
  2. Otro invento que queda muy bien es añadirle al hummus casero de garbanzos la misma cantidad de remolacha. Esta siempre aporta un color que no te deja indiferente y un toque de sabor muy original.